Imprimir
El Atlético Pedro Muñoz no mereció perder en Miguel Esteban
El Atlético Pedro Muñoz no mereció perder en Miguel Esteban

De nuevo apareció la mala suerte en el municipal de Las Memorias de Miguel Esteban y es que el equipo que dirige, Manuel Porrero volvían a caer derrotado por dos goles a uno en el tiempo de descuento, la mala suerte sin duda se está cebando con este equipo, que no mereció ni mucho menos perder este encuentro.

AD.MIGUEL ESTEBAN. 2 goles alineando a Alex, Pablo, Flores, José Juan, Joaquín, Carlos, Antonio, Alberto, Arroyo, Enrique y Fran. También jugaron, Marius, Clemente, Dani y Moreno.

ATCO.PEDRO MUÑOZ. 1 gol alineando a. Pedro Pablo, Casarrubios, Sergio, Ángel José, Gabri, Samuel, Alberto Leo, Isaac, Josema, Jonathan y Paulino. También jugaron, Ismael, Rafa, Adrián y Agustín.

Arbitro: Castellanos Morales, auxiliado en bandas por, Valle Minaya y Valle Minaya.
Goles: 1-0 M 70 Jesús Alberto, 1-1 M 75 Alberto Leo, 2-1 M 94 Marius.

Marius hacía el 2 a 1 en el minuto 94 para los de Miguel Estaban, el choque fue bonito con dos equipos que salieron en busca de la victoria y la igualdad fue la tónica durante casi todo el partido, en la 1 mitad pocas llegadas y con el 0-0 inicial se llegaba al final de la 1ª mitad.

Tras el descanso más de lo mismo si bien es cierto que los nuestros por medio de Alberto Leo tuvieron una ocasión pero su remate se fue desviado, los locales tendrían su premio en el 70 por medio de Jesús Alberto que hacía el 1-0 mucho premio por lo poco que se estaba viendo en el terreno de juego.

Pero poco les duro la alegría a los locales ya que en el 75 un penalti a favor del Pedro Muñoz que se encargaría de transformar el goleador, Alberto Leo llevando la justicia al marcador, los minutos pasaban y todo indicaba que los puntos se los repartirían ambos conjuntos, pero de nuevo la mala suerte se alió con el conjunto pedroteño, que veía como ya con el tiempo cumplido un saque de esquina botado por Marius se colaba en la meta de Pedro Pablo, así el colegiado Castellanos Morales decretaba el final de un encuentro donde el Pedro Muñoz no mereció tanto castigo.