Imprimir

Ante todo quiero saludar a mi pueblo.

Música, alegría, cantos, castañuelas, baile, unión y tantas otras palabras que se cruzan por la cabeza de todos los pedroteños cuando llega el mes de mayo y pensamos en esta fiesta, y esto se debe a que somos la cuna del Mayo Manchego y presumimos de ello.

No podemos pensar en Pedro Muñoz sin pensar en Mayos. Desde tiempos inmemorables, grupos de jóvenes de forma espontánea salían a la calle la noche del 30 de abril y todos los sábados del mes de de mayo para cantar a la Virgen y a las mozas. Asimismo, dichas mozas limpiaban sus rejas y fachadas a la espera de que el mozo que la requería en amores pintara la cenefa o la obsequiara con un ramo de clavelinas y rosas.

Con el paso del tiempo, la fiesta y las costumbres han cambiado mucho, pero sin duda, la esencia y la alegría de esta fiesta sigue viva entre nosotros, convirtiéndonos así en un pueblo con tradición y distinción.

En cuanto a mi persona, debo decir que me llena de orgullo y satisfacción poder representar, por segunda vez, a mi pueblo. Conozco de antemano que será un año que quedará marcado en mi memoria por albergar gratos momentos que podré compartir junto a todas mis compañeras.

No quiero despedirme sin antes agradecer a mis padres, familiares y amigos, el poder representar y disfrutar durante este año las fiestas de mi pueblo. Del mismo modo, quiero dirigirme a todos los pedroteños y pedroteñas y animarlos, para que todos juntos consigamos que la fiesta del Mayo Manchego no desaparezca, ya que sin la ayuda de todos los vecinos de Pedro Muñoz y alrededores no sería posible la realización de esta gran fiesta.

Laura Mayoral García